Terapia Gestalt Integrativa

Desde Quercus Psicología y Salud te ofrecemos una Terapia Gestalt de última generación que se caracteriza por ser abierta e integradora.

La Terapia Gestalt Integrativa es un enfoque terapéutico dirigido a personas que desean realizar un proceso de transformación personal o a aquellas que ya lo han iniciado y desean profundizar en él. El Psicólogo gestáltico te acompaña en este proceso de un modo armónico y respetuoso.

La Terapia Gestalt Integrativa aglutina de un modo coherente elementos teóricos y técnicos procedentes de diversos modelos de Psicoterapia, siendo sus principales señas de identidad las siguientes:

  1. Orientación a los resultados: la Terapia Gestalt Integrativa está orientada a la obtención de resultados en relación a los objetivos que al inicio del proceso consensuarás con tu terapeuta.
  2. Respeto por tus valores y contexto vital: Cambiar no siempre es sencillo y a menudo va acompañado de cierto “dolor”. Los hábitos que nos atan al sufrimiento son al mismo tiempo cómodos y seguros, por lo que en el momento en que comenzamos a cambiar es habitual que, junto a los sentimientos de satisfacción, aparezcan otros más incómodos (miedo, culpa, tristeza…). En algunos casos crecer también entraña asumir riesgos y responsabilidades que antes no te atrevías a asumir. Para lograr que tu proceso de crecimiento resulte armónico trabajaremos de un modo progresivo, respetando profundamente tus valores y tus decisiones: al fin y al cabo se trata de tu vida.
  3. Desarrollo armónico de la inteligencia emocional: La Terapia Gestalt Integrativa te enseña a generar armonía y coherencia entre tus pensamientos, emociones y comportamientos, orientándote hacia aquello que en tu interior produce claridad, calma, alegría y bienestar. Con este fin aprenderás, entre otras cosas, a distinguir entre las emociones que sirven a la solución y aquellas otras que perpetúan el conflicto interno.
  4. Poder personal y responsabilidad: Si te sientes víctima de tus circunstancias y de otras personas, si crees que no puedes hacer gran cosa para sentirte mejor o para mejorar tus circunstancias de vida, la Terapia Gestalt Integrativa te ayudará a ganar autonomía y poder personal, sacando el máximo partido de tus recursos. Se trata, en definitiva, de resolver tus conflictos sin necesidad de despreciarte a ti mismo o a otras personas.
  5. Libertad: La Terapia Gestalt Integrativa te ayudará a contactar con tus propios deseos y necesidades, orientándote hacia la libertad interior y enseñándote a armonizar tus deseos con los límites que encuentras en tu realidad exterior.
  6. Aquí y ahora: Si vives inmerso en preocupaciones por un futuro que no existe o por un pasado que ya no está, la Terapia Gestalt Integrativa te puede ayudar. A través de la práctica de la “presencia” comprenderás que más allá del dolor, del miedo, de la rabia o de la tristeza que hayan dejado en tu corazón ciertos acontecimientos existe, en el “aquí y ahora”, todo un universo de posibilidades desplegándose ante tus ojos. Un universo que, como ser humano, eres digno de disfrutar.
  7. Amor: La meta de la terapia gestalt integrativa no es “modificarte” ni “mejorarte”, sino acompañarte en el proceso de comprender, armonizar y amar las diferentes partes de tí mismo que se hallan en conflicto. Cuando logres amarte tal y como eres, con todas tus contradicciones, las justificaciones y los conflictos internos dejarán de ser necesarios. Surge entonces la libertad respecto a tu propio “personaje”.

© Copyright 2013-2017.  Pablo Palomero FernándezPsicólogo inscrito en el Colegio Oficial de Psicólogos de Aragón (Col A-1552).- Zaragoza